Posts etiquetados ‘tuaregs’

Mali y su rebelión tuareg se está convirtiendo en un punto caliente en la escena internacional. Aunque los titulares se los llevan Siria y la crisis de la eurozona, esta zona del Sahel se está perfilando como un foco por la posible creación de un estado islamista en Azawad dirigido por Al Qaeda en el Magreb Islámico. Muchos han comparado la situación con Somalia o Afganistán, y la comunidad internacional podría preparar una intervención militar. Aquí hay algunas claves para arrojar un poco de luz a esta conflictiva zona.

1. Por qué preocupa ahora lo que sucede en el Sahel? La Unión Europea y Estados Unidos están preocupados por la creciente influencia de Al Qaeda en la zona, pero también ve como la región se ha convertido en un hub clave para los narcotraficantes y contrabandistas de armas. Además, ahora los regímenes del norte de África como Túnez o la Libia de Gadafi ya no hacen de paraguas protector frente a estas amenazas del Sahel, lo que preocupa a la ribera norte del Mediterráneo. Europa teme que la red terrorista se haga extremadamente fuerte en la zona y la utilice como base para futuros ataques.

2. Qué grupos han formado parte en la creación de un estado tuareg en el norte de Malí (Azawad)? Como ya explique en esto otro post la lucha de los tuaregs por conseguir la autonomía en el Sahel. El Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA) había liderado hasta ahora estas reclamaciones autonomistas, pero ahora se ha visto superado por Ansar al Din (“Defensores de la Fe”), tuaregs que se han unido al islamismo y apoyados por Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

Tuaregs cerca de Tumbuctú (Foto de Alfred Weidinger)

3. Cómo es la relación entre estos grupos? Los islamistas cuentan con más dinero y armamento (mucho proveniente de los arsenales de Gadafi). En un principio, todos los tuaregs se aliaron con AQMI para conseguir la independencia de Azawad. Pero los islamistas no querían la secesión, sino que apostaban por imponer la sharia (ley islámica) en todo Mali. Por ahora, lo han hecho en la zona controlada. Esto ha provocado que hayan estallado las hostilidades entre el MNLA y los islamistas.

4. Qué otros grupos islamistas están presentes? Además, de AQMI y Ansar al Din está el Movimiento por la Unidad y la Yihad en Africa Occidental ha sido especialmente activo en la ciudad de Gao, han sido los responsables del secuestro de los cooperantes españoles en el Sahara Occidental. Son una escisión de Al Qaeda. Asimismo, preocupa la implicación del grupo nigeriano Boko Haram (también vinculado con Al Qaeda) en la conflictividad regional. Estados Unidos ha señalado a esta organización como la principal amenaza en la región.

5. Realmente hay un estado islámico en Azawad? Todo apunta a ello. AQMI y Ansar Al Din han impuesto la ley islámica y han comenzado a sucederse las informaciones sobre los abusos que suponen la aplicación rigurosa de El Corán. Las mujeres y los musulmanes sufíes son las principales víctimas de los islamistas. Todo recuerda a lo vivido en Afganistán durante la segunda mitad de los 90 en Afganistán, en Tumbuctú se han destruido las mezquitas y las tumbas de santones sufíes, declaradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO. El apoyo popular a los islamistas es escaso (de momento), lo que puede ser aprovechado para erosionar la posición de los radicales en la zona.

Mapa de la zona de Azawad

6. Podría ser una base terrorista? Así lo han advertido algunos expertos como Fernando Reinares, Real Instituto Elcano, que ha comparado Azawad con la Federally Administered Tribal Area (FATA) en Pakistán, y que se ha convertido en el principal santuario del núcleo de Al Qaeda.

7. La situación en el norte de Mali se parece a Afganistán o Somalia? Los expertos están debatiendo largo y tendido sobre la materia, y los paralelismos. Quizá los más parecido sería a Somalia. Si la comunidad internacional no hace nada, los islamistas podrían hacerse fuertes, aprovechando el vacío de poder que se ha quedado y la debilidad del gobierno de Mali, tras el golpe de estado y la convocatoria de unas nuevas elecciones. Aunque tampoco debe darse carta blanca a Bamako y los países de la zona para reprimir a los tuaregs.

Un marine de EEUU entrena a soldados africanos. Mali ha sido uno de los principales beneficiarios de estas ayudas militares. (Fuente: US Army in Africa)

8. Cuál es la posición internacional? A grandes rasgos, todo el mundo ha empezado a hablar de la necesidad de una intervención militar, pero nadie se atreve a dar el primer paso. El Consejo de Seguridad de la ONU podría autorizar la acción armada que estaría protagonizada por tropas de la Unión Africana y/o del ECOWAS (la Comunidad Económica de Estados del África Occidental), y con apoyo de EEUU y la OTAN. El propio gobierno de Malí está esperando esta intervención. Miles de personas han huido de la acción de AQMI, en total el conflicto ha provocado más de 350.000 desplazados desde su inicio.

9. Qué problemas tendría la intervención militar? Naciones Unidas y la UA son reticentes a aprobarla hasta que Malí no recupere plenamente un gobierno democrático; se espera que tras el golpe de estado se celebren elecciones en junio de 2013. Este retardo podría reforzar las posiciones de AQMI y sus aliados en Azawad. Además, la entrada en acción de tropas internacionales podría crear un efecto llamada aún mayor para otros yihadistas, y hay riesgo de desestabilización en los países vecinos con la acción de grupos como los nigerianos de Boko Haram.

10. La situación demuestra un fracaso de Occidente? Sí. En especial para Estados Unidos que había convertido a Mali en el principal modelo de su lucha antinsurgente en la zona. Sus tropas habían entrenado al ejército de Mali que se derrumbó en las primeras batallas contra los tuaregs. Otros países europeos como Francia, España, y Gran Bretaña apoyan la intervención por sus intereses en la zona, pero hasta ahora se han limitado a defenderlos particularmente sin apoyar una estrategia de apoyo a las estructuras económicas, sociales y políticas de los estados del Sahel.

Hoy toca una de guerras olvidadas. En este caso Mali y la revuelta tuareg que se ha iniciado este mes de enero pasado. Como suele pasar, hay otros conflictos que venden más y es mejor hablar de ellos en nuestros medios, tampoco tienen vídeos virales que los pongan de moda, aunque sea de una manera incompleta y maniquea.

Los tuaregs son uno de los pueblos berbers que viven en el Sahel y el Norte de África. Nómadas que siempre han estado rodeados de cierto romanticismo que los ha presentado como un pueblo libre frente a las imposiciones de poderes coloniales o de gobiernos corruptos. Dejando de lado estas interpretaciones y centrándonos en los fríos números, los tuaregs englobarían entre 1 y 1,5 millón de hombres y mujeres. Habitan un área enorme de 2 millones de kilómetros cuadrados entre países como Burkina Faso, Mali, Níger, Argelia y Libia.

Los tuaregs se han caracterizado en el último siglo por protagonizar cinco rebeliones:

- 1916-1917: contra el poder colonial francés, tuvo su epicentro en Níger.

- 1964-1965: surgida en Mali y como consecuencia de los errores del proceso descolonizador.

- 1990-1995: en Níger y Malí, los grupos tuaregs querían mayor autonomía política para sus territorios.

- 2007-2009: el incumplimiento de los acuerdos de paz en el anterior conflicto propició esta reedición de las hostilidades.

- 2012: centrada en la región maliense de Azawad e incluye a otras etnias que no son estrictamente tuaregs.

Esta rebelión se ha articulado entorno al Movimiento Nacional de Liberación de Azawad, fundado en octubre de 2011. Es el heredero de una de las organizaciones que había protagonizado las anteriores rebeliones en los 90 y la década del 2000. Como viene siendo habitual, reclaman poner fin a la marginación de su región y que el gobierno reparta los beneficios de las explotaciones mineras.

Zona de la revuelta tuareg

El gobierno de Malí pronto ha apuntado a la mano de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y a leales a Gadafi al estar tras el estallido de violencia. La falta de informadores independendientes sobre el terreno hace muy difícil conocer lo que realmente está sucediendo sobre el terreno, pero hay algunas organizaciones humanitarias que sí que han podido dar algún dato.

Es cierto que AQMI está muy activa en la zona, sólo hace falta recordar los recientes secuestros de occidentales y los diversos atentados en el Sahel. Es posible que los terroristas hayan conseguido el apoyo de algunos grupos tuaregs descontentos con su situación. Pero es muy aventurado afirmar que los integristas tienen la responsabilidad exclusiva de la nueva rebelión, además los tuaregs mayoritariamente niegan los vínculos.

La presencia de ex combatientes gadafistas es otra cuestión. Muchos tuaregs sirvieron en las fuerzas armadas del coronel libio. Gadafi fue un actor clave para pacificar las anteriores revueltas y ofreció en el país un refugio seguro y trabajo para los berberes, lo que le propició una gran popularidad entre esta gente. Pero de igual manerta que en el caso anterior, no hay que generalizar tan alegremente; no todos fueron mercenarios; algunos grupos tuaregs apoyaron al Consejo Nacional de Transición.

En cualquier caso, estos combatientes tuaregs habrían llegado a Malí procedentes de Libia, y habría engordado las filas insurgentes. Además, en medio del caos de la rebelión contra Gadafi se habrían asaltado muchos arsenales por los tuaregs (y aparentemente por otros grupos armados como AQMI).

Como he dicho, es difícil saber lo que está sucediendo en el norte de Malí. Los rebeldes reclaman la ocupación de ciudades y la captura de arsenales militares. El gobierno habla de “retiradas tácticas”, pero denuncia el uso de armamento pesado por los tuaregs -y agita el fantasma gadafista y Al Qaeda-.

Asimismo, están apareciendo denuncias de atrocidades por los dos bandos. Amnistía Internacional y Médicos Sin Fronteras han denunciado ataques aéreros indiscriminados del gobierno contra campamentos de refugiados. Aparentemente, emplean a mercenarios ucranianos que hacen un uso indiscriminado del armamento. Por su parte, las autoridades del país han acusado a los tuaregs de perpetrar ejecuciones sumarias de prisioneros. Asimismo, Cruz Roja Internacional habla de “grave situación humanitaria

Mientras tanto parece que la Comunidad Internacional, parece mirar para otro lado. ACNUR ha advertido que ya hay más de 140.000 desplazados por el conflicto. De hecho hay cierto apoyo al gobierno de Mali por el miedo a Al Qaeda. Francia condenó las ejecuciones y apuntó la autoría islamista. Asimismo, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental.