Archivos para septiembre, 2012

Estos días las Redes Sociales y blogs españoles han hecho especial hincapié en que Irán quiere crear su propio Internet para liberarse de la influencia occidental; asimismo y como consecuencia, censurarían Google y su servicio de correo Gmail. La noticia ha servido para que muchos se fijaran en la situación de la libertad de expresión de los iraníes, y en especial en el acceso a la información que circula en el ciberespacio.

La propuesta del gobierno iraní no es nueva, ya se habló el año pasado. Se trataría de crear una nueva Red “limpia de contenido ofensivo creado desde Occidente, y para defenderse de los ataques cibernéticos que tanto he analizado aquí. Pero evidentemente, tras estos movimientos “defensivos” se esconde un intento de censurar y controlar a la Web. Irán cuento con unos 28 millones de usuarios de la Red, una de las tasas más altas de todo Oriente Medio.

Conviene tener muy presente que la República Islámica está en el podio mundial del control y censura en Internet. Teherán va sólo por detrás de detrás de China y Vietnam, en lo referente a ciberactivistas arrestados. Reporteros sin Fronteras en su informe anual sobre la libertad en la Red, Internet Enemies, cataloga al país como “enemigo de Internet”. En la última edición del documento, además de sus acompañantes de podio, también comparten este ignominioso privilegio con estados como Bahrein, Siria, Birmania, Cuba, Arabia Saudí, Uzbekistán o Turkmenistán. Como podéis ver paraísos democráticos…

La noticia de la creación de una Red propia puede parecer una frikada de un régimen extraño y con fama de locos. Pero esto sería hacer un análisis muy simplista. Evidentemente, con esta acción se pretende evitar el acceso de los ciudadanos iraníes a diversas fuentes de información que van contra los intereses del régimen. Como he dicho, los ayatollahs son unos alumnos aventajados en el control y han intentado controlar la Red desde su eclosión a principios de este siglo.

La oposición iraní y en especial los ciberactivistas (o netizens) encontraron en los blogs (y posteriormente Twitter y algunas Redes Sociales) unos buenos instrumentos para esquivar la censura del régimen islamista. Pero Teherán también reaccionó rápido y puso en marcha una serie de instrumentos represivos muy duros; en parte con ayuda de China. El punto culminante de esta política coercitiva fue la creación de un cuerpo de Ciberpolicia en 2011 -un brazo más de la todopoderosa Guardia Revolucionaría-. Se trata de la consecuencia lógica de las medidas puestas en marcha previamente y que quedaron patentes en las revueltas de 2009 que cuestionaban el resultado de las elecciones presidenciales.

Según RSF, los iraníes son expertos en controlar el ancho de banda en momentos críticos o donde puede producirse un estallido social. Un ejemplo reciente han sido las elecciones legislativas del pasado marzo. Este sistema se ha copiado en lugares con una conflictividad similar como Bielorrusia. 

Desde el régimen se llegó a bloquear Twitter, sí fue en aquella revuelta donde comenzó a hablarse del uso de esta red de microblogging para organizar rebeliones; dos años antes de la Primavera Árabe. También Ahmadineyad y sus seguidores fueron los primeros en intentar controlar su acceso, como luego harían Mubarak y sucedáneos. Además, Irán estaría ayudando a Siria en la persecución de ciberactivistas (como parte de su colaboración para acabar con la rebelión contra Al Assad).

De igual manera, el régimen ostenta el triste record de ser el primer país en condenar a muerte a dos netizens en 2010 (ambos han sufrido largos procesos y sus condenas se han ratificado este año). Fue el irano-canadiense Saeed Malekpour y Vahid Asghari. El primero diseñó un sistema para subir fotos a Internet, el régimen le acusó de difundir imágenes pornográficas, y de cometer un delito de insultos al Islam; también le acusaron de agitador contra el gobierno por gestionar portales de noticias críticos con Teherán. Asghari es un blogger al que se le acusa de blasmefia, corrupción de la juventud por difundir pornografía y de colaborar con Israel y Estados Unidos. Ahmadreza Hashempour (administrador de una web de información) y el humorista Mehdi Alizadeh han completado el siniestro ranking de las cuatro sentencias a muerte de ciberactivistas. 

Volviendo a los sistemas de control y filtrado, además de la ayuda tecnológica de China, RSF indica en su informe que los iraníes han conseguido tecnología israelí a través de una compañía danesa, que revendía el equipamiento de vigilancia a la República Islámica. Por último, recomendación cinematográfica relacionada con este post: The Green Wave, una película sobre las revueltas de 2009. 

La guerra contra los cárteles en México suele ocupar nuestros informativos con cierta asiduidad, aunque se suele realzar más la vertiente morbosa con el puro y duro recuento de víctimas, y con detalles escabrosos de las ejecuciones. Pero a veces noto a faltar algún dato más sobre la actitud que está teniendo Estados Unidos con la ola de violencia que sufre su vecino.

Pero rascando en publicaciones estadounidenses y mexicanas se pueden utilizar datos muy interesantes sobre la implicación de Estados Unidos en la guerra contra los cárteles. Más de la mitad los más de 47.000 muertes desde 2006 (cuando el presidente mexicano Felipe Calderón utilizar toda la fuerza contra los señores de la droga) se han producido en los estados fronterizos, por lo que se entiende la preocupación del Tío Sam por esta inestabilidad a sus puertas.

Marines mexicanos en una operación contra  los Zetas

La implicación de Washington en la lucha contra el narcotráfico de sus vecinos se articula a través de  la Iniciativa de Mérida. Un acuerdo aprobado en 2008 por la Administración Bush y que firmó con México, los países de América Central, Haití y la República Dominicana. Contemplaba principalmente ayuda económica y material para las fuerzas de seguridad de estos estados, por un valor de 1.400 millones de dólares.

Con el cambio de Gobierno en la Casa Blanca en 2009, Hillary Clinton reconoció la parte de responsabilidad de su país en el conflicto, y que por ese motivo iban a colaborar con la estrategia del entonces presidente Calderón. Esta responsabilidad es por la demanda de droga en el interior de EE.UU y por la venta de armas. Según una serie de operaciones cuestionadas de la ATF (Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de fuego y Explosivos), el 90% de los arsenales incautados a los cárteles provienen del norte de Río Grande.

Distribución geográfica de los Cárteles Mexicanos. Fuente. Stratfor y elaboración propia

El siguiente paso de la implicación de EEUU fue la renovación de la Iniciativa de Mérida pero ampliando el ámbito de actuaciones a la lucha contra la corrupción judicial y política.  Aunque, todo parece que puede ir más allá. Recientemente han aumentado las noticias de la implicación de personal militar y de inteligencia en la persecución de los cárteles de la droga.

La revista mexicana Proceso publicó este reportaje donde hablaba de la colaboración militar entre el gobierno de este país y Estados Unidos para capturar o matar a Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del cártel de Sinaola, el criminal más buscado a ambos lados de la frontera (no he podido resistirme a escribir esta frase). El blog Danger Room de la revista Wired (con buenas conexiones con el Pentágono) recogió la noticia.

Rifle AR-15 de fabricación estadounidense y encontrado en manos de los cárteles

Según estas informaciones, EEUU habría ofrecido a los SEAL para “cazar” a “El Chapo”, en una operación parecida a la que acabó con Osama Bin Laden. Finalmente, el gobierno de Felipe Calderón habría rechazado el operativo propuesto. Pero la intención de Washington es volver a ofrecérselo al gobierno entrante de Enrique Peña Nieto (PRI).

Otro elemento a tener en cuenta es la emboscada que sufrieron dos “agentes” que fueron tiroteados en un vehículo de la embajada por agentes corruptos de la policía federal. El incidente presentó muchas dudas al principio, finalmente New York Times publicó que eran miembros de la CIA, parte de un operativo conjunto contra los cárteles (en un primer momento se dijo que eran responsables de la seguridad de la delegación diplomática). Según el rotativo neoyorquino, el incidente habría dejado patente la descoordinación entre policías y militares mexicanos (la Marina, a través de uno de los suyos que acompañaba a los estadounidenses, avisó repetidamente del ataque de los federales). En definitiva, Washington habrá reforzado su convencimiento de que sólo confía en la Marina mexicana.

Por último, también conviene destacar la presencia de 200 marines estadounidenses en Guatemala. Son parte de la Operación Martillo, un esfuerzo multinacional para controlar la salida de droga de América Central. Pero estos uniformados actúan en un territorio donde el cártel de los Zetas se habría hecho fuerte para operar desde allí, su labor es entrenar y asesorar a las fueras guatemaltecas y sólo pueden usar sus armas en defensa propia. Es un paso más en la implicación estadounidense en ese país, donde ya actúan agentes de la DEA (agencia antidroga).

Recapitulando un poco

Publicado: septiembre 7, 2012 de ivangimenez en Uncategorized

Estas semanas voy un poco girado completando algunos artículos para revistas y con los posts para Huffington Post. He descuidado un poco este sitio, pero os invito a que os paséis por el otro portal que hay algunas cosas interesantes. Últimamente he tirado bastante de Asia, en especial de China. Tenéis artículos sobre las tierras raras, la rivalidad por las islas -tema ya tratado aquí, pero con datos actualizados-, y las rencillas históricas entre Tokyo y Beijing. Como veréis he añadido una sección de RSS aquí en el blog con lo que aparece en el otro sitio. Bueno, no es una despedida simplemente dejar constancia que cuando no asome por aquí estaré en el otro espacio hermano. Os espero!